179 / 226

Friday 31 de May

Primavera Sound Barcelona

Parc del Fòrum

Cuando los haters van, Putochinomaricón (empezando por su nombre artístico) ya vuelve. ¿Que su fraseo no va cuadrado con la música? Toma, claro. ¿Os pensáis que Chenta Tsai no lo sabe? Pero si ha estudiado violín en conservatorio desde los siete… ¿Que sus contenidos, sus palabras y sus sonidos son, ejem, feos? Hombre, es que el feísmo es un valor intrínseco del costumbrismo, de lo kitsch, del punk y de la denuncia. ¿Que un politono electro-chochi nunca podrá ser una canción protesta? Bueno, si creéis que el pop no es una herramienta reivindicativa es que no habéis reparado en que la mera existencia de Putochinomaricón ya es el desmentido sobre la banalidad y el escapismo de la era influencer. Cualquier fruslería que este madrileño originario de Taiwán hace pública (una floritura vogue, una cita a Hello Kitty, una declaración de amor a Charli XCX…) es un alegato contra el racismo, contra la homofobia, contra la normatividad y contra el supuesto buen gusto. Un Warhol guerrillero que está aquí básicamente para… molestar.

Corazón De Cerdo Con Ginseng Al Vapor (Elefant records, 2018)

Compartir